Leernos como personas es fundamental para llevar un mejor nivel de vida

A veces creemos que la meditación es sentarse en posición de loto con un mantra de fondo y haciendo ejercicios de respiración, y eso no es una idea errónea de la forma en que podemos meditar, sin embargo; no es la única manera en la que podemos leernos.
Es por eso que hoy te propongo a que comiences a realizar un diario, esta no es una simple libreta donde escribes cosas que te suceden día a día, es más que eso. El empezar a escribir, te ayuda a muchas cosas.
Para empezar creas el hábito de reflexionar tus acciones en el transcurso del día, así como las cosas que suceden, aprendes a agradecer estos sucesos porque dejan una enseñanza. Mejora la memoria al tener que recordarlo todo, la redacción y ortografía empieza a ser algo importante y en algunas ocasiones la caligrafía también. Puedes regresar al pasado leyendo los apuntes en los cuales te das cuenta de lo mucho que has crecido, vas conociendo la mejor forma de expresar tus sentimientos y pensamientos.
Uno de los diario más famoso es el de Ana Frank, gracias a él pudimos conocer la situación socioeconómica y política en la época de los años 40’s, en la cual se encontraba ella, así como conocer su mundo y pensamientos. Quienes hemos leído su diario, podemos notar como ella paso de un pensamiento de una niña de 13 años, a una adolescente de 15 años, la cual nunca se imaginó el impacto inmenso que causaría su escribir, trascendiendo más allá de la literatura al arte de la cinematografía.
leernos
Y así como éste diario, hay muchos más que influyeron en la sociedad literaria y en el mundo, los cuales nos cuentan pensamientos, dolores, alegrías y demás momentos que solemos pasar las personas en nuestro vivir.

¿Te imaginas que quizás, algún día, tu diario pueda trascender de una forma diferente pero igual de impactante?

Averígualo, descubre qué sientes cuando escribes y si te gusta esta forma de expresión.
Lectum © 2018.