“Técnicas de Lectura”

Lectura comprensiva:

Cuando se trate de una lectura para aprender, debes concentrarte y participar activamente. Puedes realizar una pre-lectura que te proporcione una idea general del texto, es decir una lectura superficial y después una lectura completa, comprensiva.

Realizar una lectura comprensiva, implica que el lector entienda todo el contenido del mensaje, es una lectura completa, analizando el texto. Para lograrla es necesario incrementar la velocidad habitual, evitando así los vicios y malos hábitos que comúnmente cometemos al leer.

Lectura superficial:

La lectura superficial también se puede emplear en diferentes ocasiones, no solo como pre-lectura, por ejemplo, puede utilizarse para repasar un tema y confirmar o corroborar la información. También es útil al momento de buscar información específica, sin necesidad de leer el texto completo, ahorrándonos mucho tiempo.
Realizar una lectura, independientemente si es comprensiva o superficial, por placer o académica, requiere concentración y práctica.
técnicas
técnicas
Asiste a una clase de lectura rápida en Lectum y conoce un poco más lo que necesitas para tener una lectura comprensiva